El Gen Iniciador. ¿Cómo generar nuevos modelos de negocio, sostenibles y rentables con el paso del tiempo?

6 sep 2010 9 Com.   icoModelos de negocio

Este es un post que habla sobre modelos de negocio; lo hace desde el punto de mira “de principio y fin” de toda actividad empresarial; NO lo hace desde el proceso o la optimización del mismo; se centra en su origen, lo que denominamos el “gen iniciador”, el ADN que condicionará el éxito o fracaso del mismo. No es un proceso metodológico de cómo definir ADN´s, pretende dar pistas de cómo perseguirlo y detectarlo, de entender los elementos básicos que lo componen, divididos en 11 puntos todos ellos relacionados:

1-De la escasez a la abundancia… a gran velocidad

2-Modelo de negocio: El origen y el final

3-Definir el ADN. El gran vacío práctico y metodológico

4-El mercado: Una presión constante sobre el modelo

5-De la pro actividad del mercado, a la reactividad del negocio

6-Con tecnología no basta; La sostenibilidad del negocio como objetivo

7-Pocas necesidades

nuevas, muchas formas de satisfacerlas

8-El conocimiento: Tan importante como generarlo, prospectivarlo

9-Replanteemos el ta

maño y el tiempo de las oportunidades

10- Lo digital: Más fácil de vender, más difícil de retener

11-Un ecosistema de valor

1-De la escasez a la abundancia… a gran velocidad:

Probablemente la palabra que mejor define la época que vivimos sea “Velocidad”; hoy todo transcurre rápido; nuestra sociedad se ha convertido en una máquina consumir: consumimos religiones, filosofías, modas, estilos, tiempo, relaciones, personas, objetos…etc.

Hemos vivido la transformación de un mundo basado en la escasez y la producción para “la masa”, a un mundo de abundancia, sobre oferta y donde el mercado tiende a tratar al consumidor como un cliente único. Para soportar esta evolución hemos “quemado” cantidades ingentes de conocimiento: Un largo etcétera de modelos económicos, técnicas y filosofías de management, empresas, profesiones, ejecutivos, conceptos, productos, servicios.

2-Modelo de negocio: El origen y el final:

Hoy, empezamos a mirar al “modelo de negocio” como el último eslabón de mejora competitiva; se ha convertido en el “santo grial” de las empresas, el origen y el final de toda actividad; hasta ahora los esfuerzos se concentran en optimizar y mejorar el proceso de construcción del modelo de negocio.

Las definiciones académicas de modelo de negocio, lo describen como “Un sistema de actividades que es diseñado y habilitado por una empresa focal; comprende las actividades que llevan a cabo la empresa focal o sus socios, clientes o proveedores, de forma que trasciende a la propia empresa y supera sus límites” (Zott y Amitt). La mayoría de literatura y estudios existentes se basan en optimizar y adecuar al paso del tiempo el modelo  de negocio original. Es de destacar el trabajo (con un destacable esfuerzo por la frescura y la puesta en contexto) de Alex Osterwalder en su libro Business Model Generation, donde se refleja el último estado del arte por optimizar, pautar y desarrollar un método práctico para la definición e implantación  de los modelos de negocio.

Por lo esencial del modelo, las empresas pocas veces tienen necesidad de definirlo. En la mayoría de los casos siguen disponiendo y viviendo del modelo fundacional creado en torno a la idea original de la empresa.

3-Definir el ADN. El gran vacío práctico y metodológico:

No obstante, la gran mayoría de trabajos y estudios no enfocan la parte más importante del modelo de negocio: El ADN del modelo, el “gen iniciador”. Hasta ahora se dejaba en manos de los “fundadores carismáticos”,  del azar o de la mejora continua sobre otro existe. Es en el correcto desarrollo y en la estrategia de implantación donde residen las ventajas diferenciales.

4-El mercado: Una presión constante sobre el modelo:

Hemos hablado de la velocidad que vivimos y de la vorágine de consumo que ésta provoca ejerciendo una presión en los mercados, que ha llegado al nivel de la generación de los nuevos modelos de negocio.

La frecuencia en la necesidad en definir nuevos modelos, derivada de las necesidades del mercado y del concepto actual de los negocios basado en la explotación de la oportunidad. La velocidad impuesta, supera a la respuesta que pueden dar los actuales proveedores de nuevos modelos: fundadores carismáticos, el azar, la mejora de otros modelos existentes, incluso de los derivados del I+D.

5-De la pro actividad del mercado, a la reactividad del negocio:

Los modelos de negocio generados a partir de mejorar los existentes, no son suficientes ante la demanda de nuevos modelos exigida por el mercado. La proactividad con que nos dirigimos al mercado (en base a las dinámicas actuales de identificación de modelos) se muestra ineficiente; es necesario responder de forma reactiva, basándonos  en las exigencias del mercado, o lo que es lo mismo: No podemos dejar la creación de nuevos modelos de negocio a la inspiración, es necesario establecer rutinas y procesos que aseguren y protocolaricen la definición de “los genes iniciadores” en base a la necesidad a cubrir; la mayoría de metodologías y prácticas parten del punto de que el ADN el “gen iniciador” ya está definido.

6-Con tecnología no basta; La sostenibilidad del negocio como objetivo:

El concepto de sostenibilidad, entendida como la capacidad de permanecer con valor en los mercados  resulta esencial. Hoy podemos afirmar que para conseguir un modelo de negocio exitoso y sostenible en el tiempo con tecnología no basta. La tecnología es un pilar fundamental pero no definitivo; es en muchas ocasiones “el gen iniciador” del modelo, pero no garantiza el éxito y la sostenibilidad del mismo.

Debemos pensar en los nuevos modelos desde un punto de vista holístico a la tecnología, con una visión  más elevada del conocimiento humano; la clave reside en la hibridación del conocimiento tecnológico y científico con el conocimiento social y cultural, junto a la evolución del conocimiento económico. Hoy los modelos exitosos difícilmente son verticales en lo que hace referencia al conocimiento.  Vivimos en la era de la hibridación (La alquimia de la Innovación. A. Cornella, A. Flores), el éxito del modelo dependerá de lo transversal respecto a los aspectos de conocimiento, sectores y mix de productos / servicios.

7-Pocas necesidades nuevas, muchas formas de satisfacerlas:

John Mullins profesor de la London Business School nos dice en una brillante frase “Si quieres grandes beneficios, soluciona grandes problemas”, los modelos de negocio empresariales están pensados para generar el mayor número de ganancias posibles; para ello nos sumergimos en un sofisticado mundo de propuestas, planteos y temáticas que solucionarán la vida del consumidor.

La realidad, como apunta Mullins, es más simple: “Soluciona grandes problemas”. Los humanos no tenemos nuevas necesidades que atender o nuevos problemas que solucionar, a lo largo del tiempo son siempre los mismos problemas que vamos solucionando de un modo más adaptado. Es el conocimiento que generamos los humanos el que evoluciona, no las necesidades o problemas los que aumentan.

8-Prospectivar el conocimiento; tan importante como generarlo:

Si asentamos que el foco para generar nuevos modelos se centra en adaptar el conocimiento que genera la humanidad a los problemas de siempre, el concepto de prospectiva del conocimiento adquiere gran importancia. Focalizar el problema a solucionar y prospectivar la evolución del conocimiento hacia él, nos dará pistas de posibles escenarios de solución, la dimensión del mismo (tamaño de la oportunidad), el tempo necesario para su madurez y lo más importante el tiempo que tendremos para explotar la solución con márgenes relevantes.

Modelizar los negocios en base a prospectivar el conocimiento entorno a un problema, permite que la solución encontrada esté realmente dentro del último estado del arte del conocimiento humano, la consecuencia directa es la detección, acotación, desarrollo y explotación de auténticos territorios vírgenes de oportunidad, o como dirían W. Chan Kim y Renée Mauborgne “océanos azules” para explotar.

9-Replanteemos el tamaño y el tiempo de las oportunidades:

Haciendo un símil con el título del libro de Chan Kim y Mauborgne, los nuevos territorios de oportunidad deben ser azules, pero ya no son océanos, con suerte mares o lagos. La época donde con un mismo modelo de negocio generábamos grandes ingresos durante un gran plazo de tiempo ya ha pasado a la historia. Ya no nos enfrentamos a un mercado de consumidores agrupados en grandes targets económicos y pautas de comportamiento generalizadas, lo hacemos a un mercado que tiende al consumidor único y personal. El mercado se ha hecho mundial, pero los targets se han reducido a la dimensión personal.

Como nos apunta Chris Anderson es su libro “La economía long tail”, los consumidores responden a las ofertas del mercado de dos modos distintos: Bajo un concepto de “Corta cabeza”, donde los consumidores actuamos como colectivo y adquirimos los bienes que la industria nos ofrece de forma masiva y por un corto periodo de tiempo; o bajo el concepto de “larga cola”, donde los consumidores actuamos como personas individuales y con criterio, donde somos nosotros los que demandamos a la industria los bienes que necesitamos y adquirimos, de forma unitaria, personal y durante un largo periodo de tiempo.

10. Lo digital: Más fácil de vender, más difícil de retener.

Este consumo proactivo, personal y con criterio por parte del consumidor, es posible (entre otras causas) gracias a la masiva digitalización de nuestro entorno de consumo. El código se ha adueñado de nuestras vidas, vivimos dentro de una dinámica donde se “digitaliza el producto y se productiviza el servicio”.

El entorno digital ha reducido el tiempo de desarrollo de los productos y servicios nuevos, ha acortado el espacio existente entre el consumidor y la empresa ofertante permitiendo la relación directa de un modo naturalizado; nos da la posibilidad de tratar al cliente “de tu a tu en su relación con la empresa y de personalizar el producto / servicio a su necesidad específica.

Uno de los cambios que provoca es el tratamiento comercial al cliente; hasta la digitalización, el cliente era alguien a quien captar oportunamente para la venta de un bien en concreto; después de la digitalización, el cliente es alguien a quien captamos, para fidelizar en un modelo de negocio con el que se relacionará a largo plazo, más allá del producto oportuno del momento.

El fenómeno digital permite afrontar la creación de los modelos de negocio generando ecosistemas, donde el modelo de negocio está integrado por un ecosistema de producto, servicio y consumible. Esta estrategia permite maximizar el valor y el contacto con el consumidor; con los tres generamos el valor de todo el modelo de negocio, pero solo con alguno de ellos facturamos creando una relación comercial.

En este artículo se han pretendido asentar los principios del modelo de negocio como la base de la relación con el cliente; ya no lo son los productos o servicios que de este depende, pues la velocidad comercial en que estamos inmersos los han convertido en puros consumibles de la relación con el consumidor.

Es la afiliación al modelo lo que nos garantizará una base de consumidores suficientes para la supervivencia del mismo y en la constante creación de modelos de negocio encontraremos la supervivencia de la empresa.
——————————————————


Antonio,
El cuadro que expongo a continuación, no es una alineación de 11 jugadores de futbol dada por un entrenador muy ofensivo (sin insultar), con una formación 1+2+3+5, es la expresión de una serie de Fibonacci, sucesión de números cuyo último valor es la suma de los dos anteriores.
Me dirás que es una entelequia matemática.
NO.
Es un modelo de crecimiento que se da en la naturaleza, en crecimiento de árboles (bifurcación de ramas), formación de sistemas fluviales (drenaje de afluentes hacia el cauce principal), colonias de microorganismos (dendritas de progresión)…empleados de un negocio, empresas creadas por un emprendedor (estos dos últimos ejemplos son hipótesis de trabajo)…

Antonio,
Ahí va mi alineación, digo mi serie (la verdad es que no tengo ni idea de futbol):
He aprovechado alguno de tus jugadores, a otros los he cambiado de posición y he acudido a la cantera para buscar otros complementarios…

EN LA PORTERÍA:

1 Proyectar el conocimiento; tan importante como generarlo: Responsabilidad y Solidaridad.

Actuar con Conocimiento es un ejercicio de RESPONSABILIDAD. Poner en marcha ese conocimiento, al Actuar, para que se generen efectos a futuro es un ejercicio de SOLIDARIDAD, con todos nuestros convecinos que se beneficiarán de las acciones presentes, aunque a priori actuamos por interés propio.

EN LA DEFENSA:

2 – Epigenética vs. definir el ADN:

Las Condiciones de Contorno son determinantes en el ÉXITO o el FRACASO de un Proyecto. Los genetistas han descubierto que iguales ADN’s, el estrés del entorno generan diferentes historiales clínicos y sobre todo condiciona el tiempo de vida.
Parece que nuestro entorno es muy agresivo para cualquier cambio (incluso de mejora). El que Inicia, no sólo debe volcarse en su Proyecto o Empresa, debe actuar en el Entorno, para que cada vez sea más llevadero para nuestros convecinos sumarse a nuevas Iniciativas.

3 – Modelo de negocio: Sólo es realidad Virtual:

El Modelo es lo pensado. Una simplificación de la Realidad. Una realidad Virtual. La Realidad siempre supera a la Ficción. ¿Por qué para hablar de la actualidad de nuestra empresa volvemos a simplificar y hablamos del Modelo de Negocio?, ¿acaso hay algo que ocultar?
El crecimiento de las burbujas se produce en que al explicar la realidad explicamos el Modelo, es decir el “Cuento de la Lechera” y alimentamos la burbuja, por no veraces.
El pescador habla de su “Modelo” de pesca. Todos sabemos que exagera.
¿El Empresario, el Proyectista, al explicar su Modelo, también?
EN LOS MEDIOS, EN LA CONSTRUCCIÓN DEL JUEGO:

4 – El mercado: Una presión constante sobre el modelo. Real como la Vida misma:

“Hay otros mundos, pero están en este” decía el poeta Paul Eluard.
El mercado tiene infinitas componentes en un entorno finito, como los fractales. ¿Cómo abordarlo?
Tan complicado o tan simple cómo hacerle la REcontra a Antonio Flores. Casi no tengo ni idea.

5 – De la reactividad del mercado frente a la reactividad del negocio: Los enemigos declarados de las drogas ilegales son las drogas legales:

Cuando irrumpes reactivamente en un entorno porque Innovas y pretendes quedarte con el pastel del mercado, nadie te recibe con los brazos abiertos, al menos los otros comensales que ya estaban merendando.

Donde reina el Proteccionismo y no interesa la Meritocracia, al nuevo no se le hacen novatadas, directamente NO SE LE ADMITE. Para eso también sirven las Leyes, y las Normas.
La exigencia del Mercado, no sólo es la exigencia de los consumidores. La reactividad del mercado está en los despachos de la competencia.
Mis fracasos como emprendedor han sido que no evalué adecuadamente que “no había enviado a mis barcos a luchar contra los elementos”. La Competencia son los Elementos.
6 – Con tecnología no basta; La sostenibilidad del negocio como objetivo. Vencer la Entropía:
En el fondo somos optimistas ya que hablamos de sobrevivir en vez de hablar de “sobremorir”.
El día a día nos va insensibilizando. La Entropía nos acaba paralizando.
Para vencer a la Entropía hay que re-empezar, re-construir continuamente.
EN LA PUNTA, EN POS DEL GOL, DE LA META:

7 – Pocas necesidades nuevas, muchas formas de satisfacerlas: El Gran Reto Medioambiental:

Hoy el gran reto es responder a Maltus y demostrarle que no tenía razón.
Los problemas Medioambientales por la acción Antrópica son crecientes.
Ese reto involucra a todos los humanos ¿la totalidad del mercado?, ¿acaso no hay mayor reto?

8 – Replanteemos el tamaño y el tiempo de las oportunidades: Más allá de  la Ley de Zipf:

Antonio,
También he leído a Chris Anderson este verano. Me da la impresión, modestamente, que no explica de un modo suficientemente claro las implicaciones de las curvas de potencias. Las curvas de potencias  NO son sólo una curiosidad o un Modelo.
Cuando una realidad cumple la Ley de Zipf, cómo el uso de palabras en una lengua, (y todas la cumplen),  está hablando de una relación entre las parte que suman un todo, sino estaríamos hablando de distribuciones Normales tipo campana de Gauss, donde todo es fruto de un tipo de aleatoriedad.
Los fenómenos sujetos a curvas de potencias indican, por ejemplo, que si hay pocas empresas grandes de cierta dimensión, es porque hay muchísimas empresas pequeñas, todo en una cierta proporción, y no cabe nada más. Crear más empresas grandes supondría tener que crear muchísimas más empresas pequeñas.
Al leer, “La economía Long Tail” da la impresión que uno pueda añadir empresas por la cola hasta el infinito (con el que la función tiene una asíntota).
Según mi modesto entender NO es posible. Porque en la cola la empresa es un número real menor que uno, ¿y qué significa que existan varios miles de millones de empresas de 0,678 trabajadores?, si para empezar ya estamos hablando de que hay más empresas que trabajadores.
Aplica lo mismo a productos, ¿cómo vas a vender 0,372 unidades de algo?
Aun así me parece muy acertado lo que dice y creo que lo interesante es ir más allá de la Ley de Zip y poder generar funciones de potencias con exponentes más cercanos a -2 que a -1.
¿Qué implica esto? Mayor conexión y comunicación entre las partes, pero a costa de muchísima más miniaturización en el tamaño de la mayoría de empresa, para crear unos pocos gigantes que se pueden contar con los dedos de una mano. Es lo que pasa en la web.

9 – De la abundancia a la escasez… a gran velocidad:

Antonio,
Aquí seré algo crítico. Quizás esta observación es más propia de la fase ascendente de la burbuja financiera. Creo que ahora vemos que la contracción nos puede hacer implosionar. El vector ha cambiado de sentido.
A la vez, ¿somos más conscientes de nuestros límites?
Vuelvo a la dimensión limitada del planeta tierra. El reto Medioambiental dejará de serlo cuando no queden humanos en el planeta.
Creo que hasta ahora quien lanzaba un producto pensaba que podía coexistir con un sinnúmero de productos de otros sectores. Comprase una casa nueva era compatible con tener coche nuevo y vacaciones a un destino nuevo. Creo que ahora NO.
Ha llegado el momento de elegir.
Ahora cualquier producto compite con TODOS. Todavía más si el futuro de los Productos está en la experiencia del producto. Mi tiempo SI es limitado.

10 – Lo digital: Más fácil de regalar, más difícil de quitar: Programación Libre Sistemática:

Creo que el gran futuro de lo digital está en la creación de conocimiento. Considero que en todos los ciclos educativos superiores debería de dedicar un curso, el último año de estudios, y posteriormente quien desee en su vida profesional también puede añadirse, a crear software libre para el análisis de las futuras situaciones profesionales.
Antes estudiabas y los cálculos, los informes, los análisis, se hacían a mano.
Ahora se necesita software para todo, en casi todo. Ese estado del conocimiento en países como EEUU lo genera el Estado para que sea un estándar de comunicación entre los técnicos de la administración y la empresa privada. A  su vez estas herramientas públicas, libres y muy potentes, conviven con software comercial que tiene otra orientación más especializada, en la punta de la tecnología, pero que si no evoluciona acabará siendo generado como libre por la comunidad de técnicos.

Queda mucho trabajo que realizar.
11- Ecosistema de Valor: Innovación Cultural:
Antonio,
Otra lectura del verano “Innovación 6.0” de Xavier Ferrás.
TODOS tenemos que Actuar y TODOS tenemos que Facilitar, del mismo modo que funciona el equipo en un partido de futbol.

Antonio,
Deduzco, ¿Te has leído 11 libros este verano?
¿Si todos leemos lo mismo, todos hablaremos lo mismo?
Recontra-alineemos.
¿Alguien tiene otra alineación posible?

Temas relacionados

Blog de Javier Megias

 
9
  1. Antoni,

    Un articulo brillante y que invita a la reflexión, creo que das algunos de los puntos clave más importantes para abordar la comprensión de ese fenónmeno…me da la impresión de que estamos a punto de caer en otra suerte de “dospuntocerismo” en cuanto a los modelos de negocio, y es necesario dar un paso atas y hacer un esfuerzo por entender cual es el “mojo”, ese gen iniciador de la Organización. ..

    Y no puedo dejar de mencionar que me honra profundamente que enlaces mi blog…
    Gracias!
    Javier

  2. Marta Artero Prats (máster mataro) dice:

    Nos estamos sumergiendo en una sociedad de cambio constante donde la presión en los mercados nos está obligando a generar nuevos modelos de negocio intentando así, crearnos nuevas necesidades. Cabe decir, que no siempre lo consiguen, pero la mayoría de veces sí. Según el texto no se puede generar nuevas necesidades, estoy totalmente en desacuerdo. Que me dicen del móvil, acaso no ha creado una necesidad. O el Internet, quien hubiera dicho hace unos años que existiría un método para poder hablar con todo el mundo o que se podría buscar información sin necesidad de libros. Creo que esto claramente son nuevas necesidades, claro está que es gracias al conocimiento que generan los humanos, pero son necesidades. Es más, me atrevería a decir que están relacionadas.

  3. Eric dice:

    Buen artículo, se nota que hay estudio detrás.

    Me gustaría focalizar mi aportación en el modelo Internet. Como emprendedor dentro de este sector, las posibilidades que se desplegan son “infinitas” en todos los sentidos, pero hay que focalizar muy bien y valorar las posibilidades, no es oro todo lo que reluce.

    En este sentido pondré un par de ejemplos de servicios que se han convertido en negocio, pero que empezaron del “revés”:

    - Youtube: Con unas pérdidas en los primeros años multimillonarias, suponía uno de los servicios más visitados de la red. Cuando Google lo compró, lo primero que se empezó a hacer fue trabajar seriamente en el modelo de negocio. Hoy en día (aunque no estoy seguro de la salud de sus cuentas) está claro que han conseguido un modelo: publicidad, publicidad y más publicidad, en todos los sentidos y por todas las vias.

    - Twitter: El servicio social que está ayudando a la revolución de Internet, empezó sin modelo de negocio (rentable al menos). Con una cuota de usuarios inmensa (google para datos) tenían dos problemas: 1º aprox. el 80% de usuarios latentes, sin usar el servicio. 2º pérdidas y más pérdidas. Hace unos meses empezaron a trabajar para buscar ese modelo de negocio que sostenga este servicio.

    En ambos casos, el modelo de negocio ha venido después. No quiero decir que sea algo a seguir, pero en un sector tan veloz, fidelizar a los usuarios para poder sacar beneficio a corto y largo plazo, en ocasiones obliga a “jugar” con estas reglas y tener muy presente el time-to-market.

    Respecto al comentario de Marta, debo decir que estoy en desacuerdo por dos razones:

    -La primera es que las necesidades no te las pueden crear, entendiendo que una necesidad es algo que realmente forma parte del ser humano. Distinto sería si hablamos de deseo, en cuyo caso podríamos estar de acuerdo. En cualquier caso, psicólogos y expertos en marketing saben infinitamente más sobre este tema.

    -La segunda razón es que tanto el móvil, como Internet, como la paloma mensajera, están cubriendo una (o varias) necesidades existentes que es la comunicación (en el caso de Internet, acceso al conocimiento, etc). El canal por el cual la satisfacemos cambia, pero el mensaje es el mismo.

    Saludos, Eric.

  4. Vincent (Master Valencia) dice:

    Desde el desconocimiento, me pregunto si realmente es posible definir un “gen iniciador” que asegure la permanencia de un modelo de negocio en el tiempo. Considerando el aspecto de velocidad descrito en el punto 1 del post, no existe una infinidad de escenarios posibles y rápidamente cambiantes que podrían cancelar el efecto del ADN? Supongo que la respuesta está en la reactividad. Desde luego, el ADN será una condición necesaria, pero no creo que suficiente.

  5. Ma Jesús Torreblanca (Master EBT) dice:

    Yo voy a centrarme en el título, no entiendo porque estamos empeñados en hacer sostenibles y rentables los negocios con el paso del tiempo? El tiempo acaba con todo, estamos empeñados en encontrar una fórmula matemática que provea de inmortalidad a nuestros negocios y además que sean muy rentables, cuando esto sencillamente no es posible.
    Los negocios, las innovaciones, los nuevos módelos, las nuevas formas de hacer, nacen, crecen, se desarrollan y mueren. Porque pronto habran nuevos negocios, innovaciones, modelos, … que los sustituirán. Creo que es necesario ese Gen Iniciador, para crear un buen negocio, sostenible y rentable pero aceptar el cambio o el agotamiento porque esta implicito en su propia razón de ser. Saludos,

  6. Entendiendo que los recursos son limitados y las necesidades ilimitadas, nuestros modelos de negocios y nuestro Gen iniciador, deben de seguir necesariamente el ritmo del mercado actual? donde dejamos la sustentabilidad, en un ruido blanco?
    Me preocupa que el fin último sea ser sostenible y rentable,a los ritmos actuales. No se pudiera ser sostenible y rentable a un ritmo sustentable, después de todo el entorno nos define y sus cambios nos reactivan.

  7. Mábel Rocío Pérez Puentes (Máster de Valencia) dice:

    Al pensar en una idea de negocio queremos que sea sostenible y perdurable en el tiempo… pero no podrá ser para toda la vida, por lo menos con el mismo modelo de negocio no; la idea es innovar constantemente así tengamos “la gallinita de los huevos de oro” en casa, eso no garantiza algo seguro; el mundo corre a una velocidad exorbitante y no me puedo quedar en las ideas del pasado, indudablemente hay que evolucionar, o sino el declive en la empresa será un hecho muy cercano, no se trata de aferrarme a una idea de negocio, se trata de adaptarme al entorno, pero antes hay que estudiarlo y saber cómo se comporta y así justificar lo que estoy haciendo, estructurar el plan de negocio me ayudará a evitar fracasos…
    Y si el mundo me exige un cambio definitivo? Pues hay que seguir esas nuevas necesidades y adaptarme a ellas, hay que ser llamativos, porque así como el ser humano es de costumbres, así mismo se aburre tan fácil… pero si le damos una nuevo forma de ver y hacer las cosas terminarán cambiando su rutina y sus hábitos, como lo hemos visto con el internet y los medios informáticos.
    La sobreoferta nos obliga a cambiar nuestro pensamiento costumbrista y a crear nuevos modelos de empresa, y al querer fidelizar un cliente, es necesario tener una relación directa con el así como hacemos con el mercado, las grandes empresas que están consolidadas no están allí por una idea inicial, están allí porque se han sabido mover con las necesidades y oportunidades de negocio que vamos creando todos los que conformamos esta sociedad.

  8. Francisco Cuenca (Paco) - Master EBT Valencia dice:

    Me ha gustado la comparación del modelo de negocio con el ADN y me parece muy oportuna la matización de José sobre la epigenética. Como nuestros genes el modelo debería ser un modelo flexible y adaptable a los condicionantes del entorno. Y siguiendo con la metáfora: un 1% de diferencia en el ADN nos diferencia a simios y humanos. Puede ser la innovación en una empresa ese 1% que nos hace diferentes y separa a las empresas exitosas de las fracasadas?

  9. Ana M. Aguilera (Master EBT) dice:

    Muy interesante el artículo y, no menos, las aportaciones de todos.
    Me han servido para reflexionar sobre el origen y significado de algunos términos que se han empleando.
    ¿Empresa , negocio … u otra cosa.?
    Empresa: “Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo” – “Intento o designio de hacer algo” – “Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos”. ¿Nos quedamos con una de estas definiciones o con todas?
    Negocio: “ocupación, quehacer o trabajo” – “Dependencia, pretensión, tratado o agencia” – “Aquello que es objeto o materia de una ocupación lucrativa o de interés”.
    En ambos casos, entiendo que nos hemos ido desviando del significado primario, para evolucionar a uno dónde aparezca el término “lucrativo”, y bajo mi punto de vista, acompañando a este término, echo en falta algún detallito: (máximo y rápido).
    Dónde me lleva todo esto, pues a la conclusión de que el “gen iniciador” de la mayoría de los negocios u empresas, tiene defectos genéticos.
    No soy tan utópica para pensar que alguien monta un tinglado sin esperar lucro. Forma parte del gen de los negocios/empresas. Lo que sí he observado, es que casi todos aquellos con los que he hablado (puede que incluso en mis soliloquios se dé) sobre la creación de un negocio, se mencionan las variables “máximo y rápido” – lo que se conoce como pelotazo- .
    Puede ser que aquí resida el problema de la genética empresarial.
    Si la genética natural define las características y desarrollo del ser, con unos tiempos preestablecidos para cada parte de la evolución, en la empresa no debe ser muy diferente el asunto.
    Tal vez hemos estado creando, y seguimos en ello, empresas transgénicas (con la mala prensa que esto tiene en otros ámbitos).
    Entiendo (aunque, de genética, sé bien poco, o nada) que la genética establece las capacidades innatas del ser, otra cosa es que las vayamos modificando y adaptando al medio. La naturaleza, que es sabia hasta que el hombre aparece, tiene previstas las aportaciones al ecosistema de este ser. Y aquí me paro:
    Cuando aparece una idea que intentamos materializar en empresa/negocio, ¿realmente nos cuestionamos cuáles serán las aportaciones de este “ser” al ecosistema dónde se desenvuelva, cómo lo transformará (a mejor o a peor), que beneficios obtendrá el entorno con esta nueva aparición?
    …. Mira por donde¡¡, acabo de acordarme de uno de los casos de invasión de ecosistemas que ha resultado catastrófico para nuestros ríos, el cangrejo americano, aporta más carne en un plato, a cambio de destrozar el equilibrio de los ecosistemas fluviales españoles.
    Personalmente creo que ésta es la cuestión: cuando intentamos materializar una idea, en el análisis de viabilidad, no sólo deberíamos fijarnos en cómo las variables del entorno nos afectan, sino, en un acto de responsabilidad (como apunta la RE-contra), en cómo nosotros afectamos al entorno, en su más amplio sentido solidario.
    Si en lugar de pensar: ¿Qué puedo hacer que genere pasta en cantidades importantes a corto plazo?, planteáramos: ¿Cuál es mi misión, qué puedo ir aportando (lo que implica ir cambiando de ideas) que genere beneficio mutuo perdurable?, tal vez obtuviésemos otros resultados a largo plazo.

  

Comentarios





Foto

Antoni Flores

Aquí encontraréis las reflexiones de Antoni Flores, CEO de Loop, sobre el mundo de la innovación y las empresas, comentarios de temas que preocupan a emprendedores, directivos y profesionales. ¿Qué significa innovación? ¿Cómo agregar valor a un producto / servicio? ¿Cómo pensáis que una actitud innovadora puede cambiar el destino de una empresa? ¿Y el de una sociedad? El desafío está lanzado y el diálogo abierto.

más info

 Opinión de expertos:

Síguenos en

Twitter Facebook Slideshare Youtube RSS

Recibir actualizaciones:

Próximos eventos

-------------------------------------

-------------------------------------

-------------------------------------

-------------------------------------

Libros

Loop TV

Archivo

Competitive Design Network